Océano

Inclinado sobre un muslo, reprimo el pensamiento. Espiral de humo al pie de una lámpara tuerta. Árbol astillado: anhelo de hombre estéril. Sólo deseo: plumas, plomo incendiado y un “no me iré”. Pero soy títere de un espectáculo que jamás vendió una entrada...

A mis espaldas, una carnicería furtiva. Lengua cerrada por vacaciones: nunca nos dijimos nada. Aprendí a recostarme bajo un techo de hongos. Y a imaginar que mañana todo irá mejor. Hoy tus anteojos hablan de los cementerios como parques de diversiones. Y los muertos, que nunca disimulan el idioma, se exhiben cual caricaturas que nunca dibujé.

Plástico que se contrae con la humedad. Porcelana para interrumpir mis pellizcos sin azúcar. El té serena la taquicardia, al tiempo que un racimo de venas revienta justo en mi cuello. Pero no voy a gritar: nunca es el momento. Sólo bajaré la vista. Sólo acariciaré la alfombra con media pupila: mañana ya sabrás como encogerte de hombros.

El cristal sobre la mesa desnuda la calvicie de mi optimismo. Agito la cabeza, pero el enjambre vuelve a perforarme cada lagrimal. Junto a mi puerta, alguien muere. Colgado de los pulmones, trato de imitarlo...

Camino rumbo al océano pese a que nunca aprendí a nadar. Aún así, sé que el trueno jamás habrá de llegar: la melodía, la mirada que me conoce, no existe... A nadie le importa si es la nada la que se ahoga. Nadie siente culpa cuando los sentimientos se suicidan...

Comentarios

Anónimo dijo…
Dando vueltas por la web, encuentro tus blogs, una verdadera sorpresa tu escritura, impunemente descriptiva, libre y fresca.
Océano es increíblemente bello, descarnadamente bello.
Cómo adjetivo hoy!, en un hueco de tiempo de mi trabajo, mientras llueve en Sierra de la Ventana, hay demasiada gente por semana santa y espero que llegue el momento de volver a casa, para recorrer esas calles tan conocidas por vos y ver este cielo que no está alambrado todavía.
Patricio, un abrazo con aire serrano, celebro tus espacios de la palabra y del recuerdo.

Entradas más populares de este blog

Consecuencias sanitarias y ambientales derivadas del uso intensivo de agrotóxicos en Argentina

Granjas porcinas de China en Argentina: cómo México nos anticipa el desastre que viene

De Ferroexpreso a Atanor: las empresas y su impunidad detrás de los vertidos, explosiones y enterramientos de agrotóxicos